El acero en grandes estructuras de la humanidad

La importancia de la ingeniería reside en las soluciones que aporta a las problemáticas sociales

La ingeniería ha sido, desde siempre, un factor de desarrollo de la sociedad y es que la misión de los ingenieros es crear y diseñar en su mente un proyecto que ayude a resolver alguna problemática social (edificios, puentes, estructuras, etcétera)  con el objetivo claro de mejorar la vida de las personas. Por subrayar algún ejemplo desarrollado recientemente por Integralia  en los mercados internacionales, cabría mencionar la reconstrucción del Hospital Universitario de Puerto Príncipe de Haití que permitirá a la población de la capital haitiana el disponer de un centro hospitalario de grandes dimensiones para atender las múltiples necesidades de una sociedad castigada por la catástrofe. El trabajo de los ingenieros ha sido clave ya que gracias a la instalación de disipadores de energía y barras de pandeo se reducirá el riesgo de derrumbamiento ante un nuevo terremoto.

Por ello, nos preguntamos, ¿cuáles son algunas de las infraestructuras más relevantes en todo el mundo? Hemos querido destacar cuatro grandes proezas de la ingeniería que, por dificultad y avance social, merecen ser reconocidas.

Puente de Akashi, Japón

El puente colgante más largo del mundo. Todo un referente de esfuerzo técnico y humano. Con cuatro kilómetros de largo, 300 metros de alto y 120.000 toneladas de acero, el puente se ubica en el Estrecho de Akashi, en la bahía de Osaka, una zona “traicionera” castigada por tifones y terremotos. Se empezó a construir en 1988 y concluyó en 1998 y, sin duda,  es la demostración de que para la ingeniería no hay nada imposible.

Foto: maravillas de la ingenieria

Foto: maravillas de la ingenieria

La barrera del Támesis, Reino Unido

Esta colosal barrera – la segunda más grande del mundo- evita que millón y medio de personas sufran inundaciones en Londres. Está formada por nueve torres y portezuelas de acero de 1.500 toneladas que dividen los 523 metros de río en seis canales navegables, otros cuatro que no lo son y portezuelas que detienen olas de hasta siete metros.

Foto: Portal Dingox

Foto: Portal Dingox

El Canal de Panamá

La gran obra de ingeniería del siglo XXI. Con la ampliación, el canal tiene una extensión de 427 metros de largo y 55 de ancho por donde discurrirán mega buques que llegan a transportar hasta 12.500 contenedores. Las nuevas esclusas permiten recuperar el 60% del agua que se utiliza gracias a las tres piscinas donde se almacena, lo que genera menor impacto medioambiental. En una obra de esta envergadura, destaca el empleo de 220.000 toneladas de acero, lo que equivale al material de construcción de hasta 22 veces la Torre Eiffel en París.

Foto: El Confidencial

Foto: El Confidencial

Viaducto de Millau, Francia

Este viaducto prácticamente duplicó en 2004 la altura del que hasta entonces era el puente más alto del mundo, el Europabrücke, en Austria. Esta preciosa infraestructura constituye el tramo más espectacular de La Méridienne, la ruta menos costosa y más fluida entre París y el Mediterráneo. Tiene una longitud de 2.460 metros integrada perfectamente en el valle de Tarn, con un tablero metálico fino y ligeramente curvo, sujetado con obenques y apoyado sobre siete estilizados pilares, cada uno de 2.230 toneladas. Sin duda, una construcción XXL de 350.000 toneladas de peso total.

Foto: Estructurando

Foto: Estructurando

¿Cuál de estas mega estructuras metálicas sería tu favorita?¿O crees que hay otras aún más espectaculares no mencionadas?

Integralia, a examen: la escucha activa del cliente

Calidad de los montajes e implicación con el cliente, cualidades de Integralia más valoradas en encuestas de satisfacción para clientes

Cuando se trabaja con honestidad, el proceso productivo no se acaba a la hora de entregar un proyecto. La apuesta por marcar un rumbo de continuas mejoras para alcanzar la excelencia en la construcción de estructuras metálicas ha pasado desde los comienzos de Integralia por un factor clave: la escucha activa del cliente.

Solo haciendo examen de nuestro propio trabajo podemos conseguir nuestros objetivos y en este camino ellos tienen mucho que decir. ¿Cómo realizar entonces ese intercambio de opiniones sin caer en la ‘trampa’ de sesgar la información? Las encuestas de opinión, son uno de los métodos más tradicionales, y efectivos, para lograrlo, y aunque parezca obvia su utilización, es necesario un cuestionario bien diseñado para no influir en la sincera opinión de los clientes.

Calidad, implicación y resolución

En unas encuestas en las que se recogen cerca de una veintena de variables para valorar, la calidad del montaje entregado o en la documentación técnica son algunos de nuestros procesos más valorados. Una evaluación que avala nuestro trabajo acorde a las certificaciones de calidad mundiales o la proyección de las estructuras metálicas por nuestros ingenieros.

Pero, aparte de evaluar el desarrollo de nuestro trabajo, o sus propios acabados, es de vital importancia medir la cercanía, comunicación constante y entendimiento con los clientes. Un apartado que nos ha dejado altas dosis de satisfacción en lo que a implicación con el cliente o atención a sus necesidades se refiere.

En esta escucha activa, también hemos constatado la capacidad de Integralia para resolver imprevistos, otro baremo muy valorado en estas encuestas de satisfacción que también incluyen preguntas sobre políticas comerciales, costes y, cómo no, nuestra receptividad a la hora de escuchar a los clientes.

El túnel del viento: determinación y resistencia

Calcular la precisión de los flujos del aire puede ser complejo si no se cuenta con los túneles de viento que proporcionan información a los diseñadores y seguridad a la edificación. 

El túnel del viento o túnel aerodinámico es una herramienta de investigación que estudia los fenómenos físicos donde el aire en movimiento juega un papel importante. Es un mecanismo de investigación donde se obtiene información de los flujos del aire alrededor de una estructura. Integralia cuenta con las herramientas y un equipo humano con las competencias adecuadas para que, a la hora de poner en marcha los túneles aerodinámicos, se pueda predecir, de la forma más exacta posible, la precisión de las cargas aerodinámicas sobre una estructura.

La información que nos proporciona es el efecto de la estructura en el “flujo de vientos” de su entorno debido a las perturbaciones que produce, las deformaciones que sufre la estructura debido al viento, la percepción de los movimientos en el interior y las vibraciones que se producen en el edificio. Teniendo estos datos “por adelantado” nos permite resolver con tiempo los problemas que puedan detectarse.

En los edificios altos o rascacielos las pruebas aerodinámicas son algo esencial


Las estructuras que más ensayos requieren del túnel del viento suelen ser los edificios altos, las cúpulas, puentes largos, en general, las edificaciones con formas poco habituales. Este ingenio facilita el diseño estructural y la planificación de entornos urbanos. Tal y como lo es la Asamblea Legislativa que Integralia ha desarrollado en Bolivia. Un ejemplo de construcción segura, eficaz y de “gran altura” de 4.500 toneladas de acero donde hemos puesto en marcha todos los mecanismos de seguridad posible que permitan el desarrollo de la ciudad.

La información es por captada por gran cantidad de sensores que registra mucha información durante el ensayo. A posteriori, se analiza la información numérica recogida con ayuda de aplicaciones informáticas que ayudan a interpretar y a prever algún problema. Inclusive, si llegase a ser necesario, se puede analizar una parte concreta del edificio con el túnel para poder estudiar la reproducción del viento con más definición.

En Integralia apostamos por el desarrollo de la tecnología en este tipo de herramientas que beneficia el sector de la construcción y el avance de las urbes. El desarrollo de la ingeniería y sistemas innovadores que mejoren la fabricación de grandes estructuras metálicas de gran calidad es nuestro fin. Firmeza, calidad y compromiso.