“El acero, 100% reciclable, nos permite contribuir al medio ambiente”

En Integralia trabajamos con acero, un material reciclable al 100%. Las grandes características del acero y su empleabilidad en unos y otros usos a través del reciclado de la chatarra de acero contribuye de forma importantísima y exponencial en materia medioambiental.

La producción de estructuras metálicas de acero y su posterior uso en la construcción no deja de lado su interés por el medioambiente. Este material con el que trabaja Integralia en todos sus proyectos ofrece cualidades excepcionales como la durabilidad y por lo tanto, la reducción del impacto medioambiental con procesos como, por ejemplo, el recubrimiento orgánico del acero. Así lo comenta César Verdugo, Jefe de Proyectos de Integralia, quien con una dilatada carrera en el sector ha participado en los proyectos más importantes de Integralia y destaca la asunción de retos como parte del ADN de Integralia.

¿Cuál ha sido el proyecto con más dificultades con el que te has encontrado?

Ha sido la estructura SCR en la Central Térmica de Soto de la Ribera, de 1.200 toneladas de acero, por el hecho de ser una estructura tubular de grandes dimensiones. Tiene más de 30 metros de altura y muchos encuentros en la que hemos tenido que desarrollar muchos puntos que quedaban por definir.

La complejidad en la fabricación de los tubos en la que se han tenido que utilizar máquinas de corte avanzadas para poder ejecutar complejas uniones, el armado y soldeo de estas piezas en taller que han sido difíciles de manipular. Además, el transporte de conjuntos de grandes dimensiones a una distancia de 500 kilómetros en transportes especiales también ha supuesto un reto importante para concluir este proyecto singular.

post-cesar-verdugo

¿Qué papel desempeña Integralia ante al medio ambiente?

En Integralia trabajamos con acero, un material reciclable al 100%. Las grandes características del acero y su empleabilidad en unos y otros usos a través del reciclado de la chatarra de acero contribuye de forma importantísima y exponencial en materia medioambiental. Tampoco podemos olvidar que cumplimos estrictos estándares de calidad como el certificado medioambiental UNE14001.

A título personal, ¿cuál es el proyecto que más ilusión te ha generado?

La estación del AVE de Vigo, con 5.000 toneladas de acero, por la importancia de llevar esta infraestructura ferroviaria de calidad a Galicia. No podemos olvidar que estamos comprometidos con promover el bienestar a través de nuestras infraestructuras, que son el origen de grandes proyectos, por eso me ilusiona este trabajo y las repercusiones socioeconómicas que tiene en la región.

Además, es la construcción de la cubierta del cajón ferroviario de la nueva estación y la estructura que servirá de base para la misma. Se trata de una de las obras más importantes en volumen que ha acometido Integralia, junto a otros proyectos de envergadura como los estadios AlRusafa y Babil en Irak.

¿Cuál es la obra que te gustaría construir?

Un edificio de gran altura podría ser interesante. Asumir retos es parte del trabajo diario que desarrollamos en Integralia y en la mayoría de las ocasiones, lo que más satisfacción nos da.

Protección, precisión y precaución: tres elementos técnicos básicos en la obra de Soto de Ribera

Una de las últimas obras que lleva a cabo Integralia en el mercado doméstico, la central térmica en Soto de Ribera (Asturias), reúne algunas de las condiciones técnicas de ejecución más en vanguardia de nuestro sector. Y la aplicación de estas técnicas se pueden resumir en tres valores que potencia la compañía en sus realizaciones: protección, precisión y precaución.

Estos tres principios de actuación se derivan directamente de tres elementos técnicos que se integran en la obra en Asturias: la protección de la estructura mediante su tratamiento superficial mediante metalizado de la estructura principal (galvanizado en frío); la precisión en la complejidad de los nudos, con ingeniería mediante cálculo por elementos finitos; y la precaución de ejecución mediante armados en blanco para mayor seguridad en obra.

2512-copia

Las dificultades de esta nueva estructura en la obra de la unidad de Desnitrificación del Grupo III de la Central Térmica es evidente: 30 metros de altura, soportada por ocho pilares de arrastramiento y dividida en dos partes que se unirán mediante una estructura tubular compleja que reúne, en algunos nudos, hasta 10 tubos de distinto diámetro en un mismo punto.

Para proteger el material en un ambiente de alta corrosión como es el de una central térmica se está aplicando una metalización (galvanización en frío) más un sistema de pintura tricapa en la estructura principal. Esta técnica es propia de estructuras offshore en alta mar. Lo más habitual es el galvanizado en caliente, que en Soto de Ribera se aplicará sólo a la estructura secundaria. La elección del proceso de metalizado se debe, entre otras cosas, a la vasta dimensión de la estructura principal, ya que, la técnica habitual de galvanizado en caliente sólo permitía piezas que no sobrepasaran los 15 metros de longitud que es el máximo para la inmersión en las cubas de galvanizado en caliente. El proceso de revestimiento de la superficie de la estructura metálica en frío se realiza mediante una pistola que proyecta numerosas partículas de zinc sobre una superficie de gran rugosidad para garantizar su adhesión permanente. Posteriormente a la metalización en frío, se aplican tres capas de protección que consisten en una imprimación epoxy, una capa intermedia y un acabado mediante poliuretano alifático.

fabricacion-de-soportes_2

Al utilizar estructuras tubulares grandes de hasta 25 milímetros de espesor y 900 milímetros de diámetro, Integralia debe emplear el método de cálculo de elementos finitos que permite calcular nudos con gran precisión y seguridad. Las celosías unidas entre sí, también lo estarán a la caldera central por una estructura de perfiles. Se busca la máxima precisión posible.

Una vez más, debido a la complejidad de la obra, esta realización requiere una técnica preventiva que permite comprobar que el montaje in situ será todo un éxito. Por tanto, se ha visto necesario realizar un armado en blanco en el taller en Toledo, su ensamblaje, posterior desensamblaje, transporte hasta Asturias y montaje.

La capacidad de trabajo en equipo y la innovación constante de nuestras herramientas y métodos permiten que Integralia siga siendo una empresa líder en este sector que cuida el impacto medio ambiental

Comprometidos con la calidad

Integralia trabaja constantemente en busca de la máxima calidad en todos los servicios que ofrece. Sin duda, nuestro objetivo es el liderazgo del sector de estructuras metálicas y la única senda pasa por optimizar la calidad en cada realización para obtener alto estándares de satisfacción por el cliente.

Para ello, la Política de Calidad es el corazón de la dirección y gestión de la empresa. En Integralia el convencimiento en este ámbito es muy sólido y para alcanzar los objetivos en la materia desplegamos todo nuestro potencial económico, tecnológico y humano. Trabajamos para que la capacidad de reacción y adaptabilidad superen las expectativas del mercado. Por eso a la hora de atender a los clientes siempre se estudian todas las opciones desde diferentes perspectivas para logra una mayor funcionalidad. De la misma forma, nos aseguramos que todos los trabajadores dispongan del nivel de formación, motivación y medios técnicos necesarios para desarrollar su actividad de la forma más eficiente posible.

Integralia posee el ISO 9001 emitido por la Institución Bureau Veritas desde el año 2014 y vigente hasta 2017. Este título internacional acredita que la compañía posee todos los elementos de calidad necesarios con los que una empresa debe contar para tener un sistema efectivo de gestión, además de asegurar que todos sus productos y servicios cumplen tanto con los requisitos del cliente como los legales.

En concreto, la norma ISO 9001 certifica que Integralia cumple con estas características en su desarrollo: orientación al cliente, liderazgo, participación del personal, enfoque basado en procesos, sistema para la gestión, mejora continua, toma de decisión basada en análisis de hechos y relaciones mutuamente beneficiosas con el proveedor.

Esta acreditación es sólo una prueba más de la implicación de Integralia con la calidad, la satisfacción del cliente y el afán por progresar en su trabajo para llegar a ser los líderes en su campo sobre dos premisas: calidad y compromiso.

La parte más humana en la reconstrucción del Hospital de Puerto Príncipe de Haití

Gregorio Monzón, toledano de 28 años y Jefe de Obra de la reconstrucción del Hospital Universitario del Estado de Hatí, llegó hace un año a Puerto Príncipe de la mano de Integralia para proporcionar a los haitianos » un lugar para sanarse y recuperarse”.

La labor que está realizando Integralia en Haití con la reconstrucción del Hospital Universitario del Estado de Haití, en Puerto Príncipe es uno de esos proyectos que dejan huella en la empresa y en los trabajadores que forman parte de él. No podía ser de otra forma cuando nos referimos al levantamiento de un servicio tan necesario y que fue arrebatado por un terremoto que a su vez dejó una gran huella negra en la ciudad que será imposible borrar.

Así lo considera nuestro compañero Gregorio Monzón, un joven toledano de 28 años, que no dudó en embarcarse en la “oportunidad” que Integralia le brindó para capitanear la reconstrucción del Hospital Universitario de Puerto Príncipe como Jefe de Obra. El reto comenzaba hace aproximadamente un año aún más si cabe con las señas de Integralia en el corazón: “comprometidos con el origen del bienestar”.

“Esta gente necesita mucha ayuda”

Con una ayuda humanitaria propagada por todas partes como boyante y con la publicidad de medio mundo volcado hacia Haití, lo cierto es que la llegada de Integralia supuso en gran contraste. Así lo explica Gregorio quién no duda en señalar que “lo que se ve desde fuera no es lo mismo que lo que vivimos desde dentro”. En este sentido, explica que los debilitados cimientos del país y el caos generado tras el terremoto hacen que “todo vaya demasiado lento y que seis años después tengamos que seguir reconstruyendo el hospital más grande de Puerto Príncipe”.

20160123_091113

La inestabilidad política del país ha hecho que la experiencia de Gregorio se convierta en una carrera de fondo no exenta de obstáculos desde que llegara al país en marzo de 2015. Sin un gobierno formado que trabaje con una línea continúa, las dificultades llegan incluso hasta el ámbito de la construcción. No obstante, el jefe de obra de Integralia en el Hospital de Puerto Príncipe incide: “esta gente necesita mucha ayuda y nosotros vamos a proporcionarles un lugar para sanarse y recuperarse”.

La importancia del equipo

El recelo que las delegaciones extranjeras levantaban entre los haitianos a su llegada tampoco facilitaron demasiado las cosas. Con el único anhelo de superar el trauma del terremoto, la población lugareña no tardó en darse cuenta de la importante labor de ayuda de Integralia, no solo con la reconstrucción del hospital si no también con la formación de personal.

20160510_180246

Actualmente trabajan en el equipo seis haitianos que “de la mano de Integralia se han convertid en auténticos profesionales cualificados para cualquier tipo de proyecto”, como señala Monzón para añadir en esta línea que “seguro que se quedan buen recuerdo de nosotros”.

La misma buena sensación que Gregorio recordará porque su primera obra fuera de España “supone un orgullo con aprendizaje continuo”. Y “aunque al principio cuesta, estamos muy respaldados por la empresa y tenemos muy buen trabajo en equipo: ¡somos Integralia, todos a una!”.

Imagen: LASBA

Integralia erige la estructura metálica de Ikea en el Algarve portugués

Además de un centro comercial y un outlet, que serán levantados por Integralia, el complejo contará con una tienda Ikea.

Integralia participa en la puesta en marcha del proyecto que Grupo Ikea está desarrollando en el Algarve portugués, concretamente en la localidad de Loulé. Con una inversión próxima a los 200 millones de euros, la compañía sueca abrirá un complejo Interikea que incluirá una tienda Ikea, la cuarta en Portugal, y que tendrá 24.000 metros cuadrados.

Las estructuras metálicas de Integralia serán las encargadas de erigir el resto de un complejo que cuenta además con un centro comercial y un ‘outlet’ en formato ‘village’ con superficies de 85.000 y 17.000 metros cuadrados, respectivamente. Un total de 1.500 toneladas de acero diseñadas y elaboradas exclusivamente en nuestras instalaciones soportarán la infraestructura de este proyecto que será inaugurado en el año 2017.

La adjudicataria del proyecto, la constructora española Vías y Construcciones Gabriel Couto, ha confiado en la calidad y en los procesos de Integralia para llevar a cabo un trabajo que una vez finalizado supondrá la creación de 3.000 puestos de empleo entre directos e indirectos. Además, se espera que esta realización actúe como un importante revulsivo para el turismo y la actividad de la zona.

Haciendo gala de su filosofía “comprometidos con el origen del bienestar”, Integralia ya ha fabricado las piezas de la infraestructura teniendo en cuenta el enorme valor social y comercial que tendrá una vez finalizado. Se espera que la ubicación del complejo, junto a la salida 13 de la autopista A22 por su paso por Loulé, muy cerca de Faro, facilite el acceso a miles de personas que transiten su zona comercial y de ocio.

Precisamente hasta ese lugar se trasladarán los operarios de Integralia para comenzar el montaje de la infraestructura en el mes de julio. Se estima que estos trabajen puedan finalizar en el mes de septiembre concluyendo una nueva obra que tiene en su objeto un uso centrado en el esparcimiento y la diversión de las personas.

Integralia contribuye a la movilidad de Mataró construyendo una pasarela peatonal

La estructura metálica conectará el municipio barcelonés con un centro comercial pasando por encima de la Autovía C-32.

No existen pequeñas obras cuando su objetivo es facilitar la vida diaria de las personas. Aunque Integralia asuma con normalidad grandes obras como el Centro de Negocios Fressenius (10.000 toneladas de acero) o el nuevo Estadio de San Mamés (8.000 toneladas) también participa en obras de menor envergadura con notable importancia.

Es el caso de la nueva pasarela peatonal que conectará la localidad barcelonesa de Mataró con el centro comercial ubicado a las afueras del municipio. La estructura metálica, que cuenta con una longitud total de 99 metros, se instalará por encima de la Autovía C-32, facilitando así el camino entre ambos destinos y aportando una solución segura a esta conexión.

 

snap_020

La construcción permite mejorar el acceso de las personas desde la rotonda de Gran Bretaña y finaliza en el perímetro del centro comercial, cruzando por encima de la autopista.

La estructura presenta una tipología de viga en cajón metálico, con un canto de 1 metro y una anchura de 4,85 metros. En total se utilizarán 115 toneladas de acero ‘corten’ que ya se están fabricando en las instalaciones de Integralia en Cabañas de la Sagra (Toledo). En las próximas semanas este proyecto se convertirá en una realidad que, tras escuchar las demandas de la ciudadanía, mejorará la seguridad del tráfico y la movilidad en el entorno.

Como es habitual en Integralia se ha recurrido a una tipología de acero cuya aleación cuenta con características particulares con el fin de conseguir hacer frente a la corrosión atmosférica sin perder prácticamente sus características mecánicas.

Integralia traslada al embajador de Colombia en España su apuesta por el país latinoamericano

El embajador de Colombia en España, Alberto Furmanski Goldstein, se ha interesado en persona por los planes de expansión de Integralia hacia el país latinoamericano. Una recepción junto a Catalina Carrasco, del departamento de Gerencia de Integralia, ha servido para tratar la internacionalización de la compañía y sus proyectos llevados a cabo bajo los sellos de calidad y compromiso con el bienestar.

Durante el encuentro, Catalina Carrasco ha podido explicar al embajador de Colombia en España, el establecimiento en abril de 2015 de la empresa Integralia Colombia SAS como oportunidad para desarrollar el negocio de estructuras metálicas en un país emergente y con claras oportunidades de trabajo. En este sentido, Integralia ha dado a conocer su apuesta por la internacionalización como estrategia de crecimiento tras expandir su negocio en otros países como Irak, Haití o Argelia.

Además, Integralia ha podido trasladar al embajador, la principal obra que ha llevado a cabo en Colombia, el Centro de Negocios Fressenius, un magnífico complejo empresarial que consta de cinco edificios de oficinas y para el que se han utilizado alrededor de 10.000 toneladas de acero. Entre ellos, destaca el centro de formación de Avianca, tanto para pilotos como para personal de a bordo, que la compañía aérea de bandera colombiana convertirá en referente en toda Latinoamérica.

El encuentro también ha servido para trasladar la forma de trabajo de Integralia que, desde Cabañas de la Sagra (Toledo), diseña y fabrica sus estructuras metálicas para posteriormente trasladarlas a cualquier parte del planeta, en este caso a la capital colombiana. Hasta el lugar se trasladó personal propio de Integralia para realizar el montaje en obra y asistir al cliente durante todo el proceso, ya finalizado con éxito.

Pero la apuesta de Integralia en Colombia no solo pone su punto de mira en el negocio, si no que aboga por impulsar la contratación de personal local en obra para contribuir a la economía de un país en crecimiento y que sin duda, dará lugar a muchas oportunidades.

Ingeniería de última generación para la Ciudad de la Justicia de Córdoba

La Ciudad de la Justicia de Córdoba contará con una estructura moderna y totalmente nueva con el sello de calidad Integralia. Durante varios meses el Departamento de Ingeniería trabajó bajo los más estrictos parámetros de calidad para ofrecer una solución adaptada a la medida de la nueva sede judicial cordobesa. En total, la obra requerirá 1.500 toneladas de acero fabricado en nuestras instalaciones.

Pero, ¿en qué consiste exactamente el trabajo que Integralia ha desarrollado para la Ciudad de la Justicia de Córdoba? La obra, ubicada exactamente en la calle Formentera de la ciudad andaluza, consta de un núcleo central de hormigón separado en 4 módulos con nueve voladizos de estructura metálica que cuelgan de este núcleo alcanzando las 1.500 toneladas de acero de  275N/mm2 y 355N/mm2. El conjunto lo integra además una cubierta con un cajón compuesto de UPN300 que rodea todo el edificio y para el que se han empleado 130 toneladas de acero.

Uno de esos voladizos destaca por sus dimensiones y peso. Se trata del llamado voladizo principal del módulo 4 con un peso de casi 500 toneladas en acero 355N/mm2 y con altura variable de 4 a 5 niveles con 3,9 metros entre niveles. Este voladizo principal está colgado de 6 pilares metálicos HEM600 a los que están soldadas las celosías que componen la estructura de este vuelo principal. Estos pilares metálicos por el lado opuesto al voladizo tienen anclados unos cables de pretensado para poder aguantar la carga que trasmite el voladizo.

En esta singular obra, destaca el peso del vuelo principal en el Módulo 4 con 480 toneladas y cinco niveles. Además, le siguen el vuelo A con 90 toneladas y otros cinco niveles; el vuelo B con 40 toneladas y cuatro niveles; el vuelo C con 12 toneladas y tres niveles; el vuelo D con 10 toneladas y dos niveles; el vuelo E con 16 toneladas y tres niveles; el vuelo F con 20 toneladas y otros tres niveles; el vuelo G con 12 toneladas y dos niveles y por último el vuelo H con 46 toneladas y cinco niveles. Estos grandes pesos hicieron necesario que se emplearan grúas de 400 toneladas para la ejecución del vuelo principal. Integralia soldó y premontó a nivel de calle los módulos que posteriormente fueron izados para el montaje definitivo de la estructura.

Con estos trabajos continúa avanzando con paso firme la construcción Ciudad de la Justicia de Córdoba que se alza en una parcela superior a 12.100 metros cuadrados y tendrá una superficie construida de casi 51.000 metros cuadrados. En total, cinco plantas sobre rasante albergarán la totalidad de los órganos judiciales de la ciudad, así como la Audiencia Provincial, la Fiscalía y el Instituto de Medicina Forense.

Integralia contribuirá a la mejora medioambiental de la central térmica de Soto de Ribera

Integralia trabaja en un nuevo proyecto para conseguir mejoras medioambientales, esta vez en la central térmica de Soto de Ribera (Asturias). Una de nuestras estructuras metálicas soportará la nueva unidad de Desnitrificación del Grupo III de la Central Térmica, que supone una mejora en la sostenibilidad de esta central de ciclo combinado.

La estructura metálica de Integralia se levantará hasta los 30 metros de altura para salvar la parte inferior del conjunto, en dónde se ubicará otro tipo de maquinaria de la compañía energética Hidrocantábrico-EDP. Dividida en dos partes, la estructura está soportada por un total de ocho pilares de arrastramiento compuestos por tubos redondos. Sobre ellos, el proyecto contempla la ubicación de una celosía de 40 metros de luz.

En total, Integralia empleará en torno a 1.200 toneladas de acero. Su firmeza será la encargada de soportar el gran peso de los equipos que harán realidad las mejoras medioambientales en la central asturiana. Para ello, el minucioso trabajo del Departamento de Ingeniería ha sido de vital importancia a la hora de realizar los cálculos de la estructura así como de las complejas uniones tubulares de distinto tamaño y espesor.

En la época estival el equipo de montaje de Integralia se desplazará a la central térmica de Soto de Ribera para colocar su nueva estructura. A través de un proceso milimetrado, el trabajo en equipo desde el taller será vital estos meses puesto que la infraestructura cesará sus tareas durante dos meses para acometer estos trabajos. Por este motivo, se trabaja en un acabado premontado de fábrica para evitar alargar los tiempos durante el montaje.

La complejidad del traslado y su entrada a la propia central, ubicada junto al famoso río Nalón, sumarán otros retos debido a la altura de la estructura. No obstante, el equipo de profesionales de Integralia trabaja al milímetro dando soluciones que en este caso contribuirán al cuidado del medio ambiente.