La importancia del trato continuo con nuestro cliente: la asistencia en obra

Si algo diferencia unas empresas de otras es la calidad del servicio que prestamos a quienes confían en nosotros. Para Integralia un servicio volcado al cliente, en el que se sienta atendido y satisfecho, es uno de los valores diferenciales que han conseguido éxito en los proyectos que llevamos a cabo. Ese valor añadido es el que nos hace destacar respecto del resto de empresas del sector.

Nuestro departamento técnico colabora con nuestros clientes en total sintonía para el éxito del proyecto. En Integralia, una comunicación fluida y servicios especializados son herramientas básicas para lograr un trabajo óptimo.

Por este motivo, la asistencia en obra comienza ya desde el proceso de ingeniería iniciado en la Oficina Técnica, valorando el proyecto que se contrata y planteando las mejoras oportunas que puedan interesar al cliente y a nuestros procesos de trabajo. La premisa bajo la que trabajamos es clara: siempre que se plantea una propuesta de cambio o mejora debe de tener una gran ventaja ante el cliente en costes y/o plazos en la ejecución del proyecto.

Entre los valores a destacar de Integralia en este ámbito se sitúa una oficina técnica eficiente y operativa, técnicos con amplia experiencia en taller y en obra, agilidad en plantear soluciones e informes técnicos y conocimiento exhaustivo de las normativas nacionales y de otros países.

Aunque, por supuesto, todos los planteamientos deberán ser aprobados por la Dirección Facultativa de la obra, Integralia no ceja en su empeño de ofrecer mejoras cuantitativas y cualitativas que se convierten en activos importantes para el desarrollo de los proyectos en que participamos.

Una vez más, Integralia pone el acento, además de en soluciones, herramientas e innovación, en el valor de nuestros profesionales. El trato y entendimiento continuo con los interlocutores de nuestros clientes y el seguimiento exhaustivo del proceso son la mejor forma de avanzar en proyectos que, gracias a nuestra contribución mediante la ejecución del entramado metálico de la obra, son origen de bienestar enfocado al ámbito residencial, comercial o industrial.

Integralia, en proceso de certificación de la máxima exigencia en fabricación

Integralia Estructuras Metálicas, siempre con una alta preocupación por garantizar la eficacia de sus procesos, la seguridad y el uso de materiales fiables, ha encargado a una certificadora la revisión de calidad de los procesos de fabricación que desarrolla en sus realizaciones.

Aunque dispone de la certificación EXC3-1090 de “requisitos completos de calidad”, ha iniciado un nuevo y exhaustivo proceso de certificación para obtener el de mayor nivel de calificación en requisitos de los procesos de fabricación: el EXC4-1090.

Una vez obtenga esta certificación, Integralia tendrá la calificación oportuna para la realización de cualquier tipo de ejecución en Europa, por compleja y exigente que fuera, incluida una central nuclear.

Esta certificación viene dada por la Directiva Europea de Productos para la construcción (DEPC) la cual apunta que “todos los productos fabricados para ser incorporados de forma permanente en obras de construcción, tanto edificación como obra civil, en todo el mercado de la Unión Europea deben estar en posesión de su marcado CE de acuerdo a las normas europeas de referencia”.

En el caso de las estructuras metálicas estas normas son la EN 1090-1, EN 1090-2 y EN 1090-3. La EN 1090-1 (certificable) trata de las disposiciones para la evaluación de la conformidad de los componentes que implican conformidad con las características de comportamiento declaradas por el fabricante de los componentes. La EN 1090-2 (no certificable) especifica requisitos para la ejecución de estructuras de aceros. La EN 1090-3 (no certificable) especifica requisitos para la ejecución de estructuras de aluminio).

Asimismo, la norma EN ISO 3834 determina las siguientes categorías en términos de calidad:

  • Clase de ejecución EXC1: parte 4 “requisitos elementales de calidad”.
  • Clase de ejecución EXC2: parte 3 “requisitos normales de calidad”.
  • Clase de ejecución EXC3-4: parte 2 “requisitos completos de calidad”

Una vez más Integralia muestra su compromiso, siendo un referente en la calidad de sus procesos.